Entretenimiento

La oleada de influencers en el mundo de los Millenials

Publicado

El mundo digital se ha convertido en un universo con cientos de habitantes, un espacio que trasciende los límites de tiempo y espacio, pues allí se conectan diversas culturas, sin importar su idioma u horario temporal.

Ahora la web se ha convertido en un portal de oportunidades, pues allí hay una infinidad de opciones de ocio, aprendizaje, e incluso de empleo, al alcance de todos.

Es así como han surgido diversos fenómenos, es el caso de la tendencia “Influencer” la cual inició con el término, “Blogger”.

Su inicio se remonta al año 1997, época en la que Dave Winner creó el primer blog, en adelante la cifra se incrementó y comenzaron a surgir sitios como Blogger y WordPress.

Luego de esta oleada, surge la de los vídeos, y con la plataforma Youtube, se convierte en un boom el hecho de hacer vídeos caseros, denominando a los protagonistas de estos como “Youtubers”, en esta plataforma se crean diversos formatos como programas de televisión, videos musicales, contenido amateur, videoblogs (vblogs) i Youtube Gaming. Y debido a la propuesta “Youtube Partner” que otorga ingresos reales mediante Google Adsense, en el que empresas pagan a los usuarios con mayor audiencia de Youtube, a cambio de poner publicidad a sus vídeos, este modelo de negocio aún sigue vigente y en crecimiento continuo.

Finalmente surgen espacios que brindan mayor interactividad, conexión con otros usuarios, filtros, entre otras características, que permiten una mayor atracción de espectadores, es el caso de Facebook, Snapchat, y especialmente Instagram.

Es en este último en el que se ha mantenido la figura de Influencer, quien es básicamente una personalidad que tiene muchos seguidores, que se identifican con su personalidad, y estilo de vida.

Las tres oleadas descritas anteriormente, tienen en común además de que se realizan mediante plataformas online, que se han convertido en un excelente y rentable negocio, pues ahora las plataformas web han pasado de ser un canal de ocio, para convertirse en la vía perfecta para hacer campañas de marketing, de diversas empresas.

Pese a que Instagram no paga a sus usuarios por tener una gran cantidad de seguidores, son las marcas interesadas en cierto público objetivo las que hacen conexión para hacer publicidad en sus cuentas y perfiles.

Entre más seguidores tenga el influencer, mayor número de likes o vistos va a recibir. Incluso han surgido empresas de marketing de afiliación, que se encargan de ayudar a los “instagramers” a asociarse con las empresas que podrían estar interesadas en sus servicios.

Para describir este término podríamos decir que ser un influencer, o influenciador, equivale a ser una figura famosa de la red, que atrapa nuevos clientes potenciales para compañías que los contratan.

Es así como la sociedad se ha visto inmersa en el mundo de la tecnología, y es allí donde diversos analíticos del tema, han planteado un debate acerca de los pro y contras de estar inmerso en esta figura, debido a que para unos representa un modelo de negocio novedoso, que se ajusta a la época de millenials.

Mientras que para otros se trata de un espejismo vanidoso, de exhibirse en redes como un ser perfecto, algo así como un juego de pantallas, en el que la realidad se desvanece. En especial aquellos que están ligados a la moda y estilos de vida personal, en pocas palabras aquellos que deben estar proyectando una imagen de perfección constante.

¿Los millenials quieren ser influencers?  

Podría decirse que una de las aspiraciones de los jóvenes actuales es convertirse en estrellas de la red, ser motivo de inspiración de la vida de otros, y tener cientos de likes diariamente, además hacerse famosos y monetizar sus hobbies.

Esto se debe a que los jóvenes interactúan diariamente en este espacio, y han tomado como referente a este tipo de personajes, quienes ahora son sus ídolos, y han generado gran impacto en la juventud que nació en plena era tecnológica, la época en la que la mayoría tienen un smartphone y acceso a internet.

¿La profesión del futuro?   

De acuerdo con una encuesta realizada por Adecco, en la que se preguntaba a los niños ¿Qué querían ser cuando fueran mayores? La cuarta posición más deseada por los chicos es la de ser, Bloggers, youtubers, o bien influencers de la red. Asociando dicho oficio con una acción fácil en la que podrían obtener mucho dinero.

Sin embargo, aunque parece ser una idea maravillosa, tiene sus contras. En primer lugar, por la cantidad de competencia que existe en el medio, razón por la que tendría que tener un valor agregado y un gran posicionamiento que de verdad influencie a sus seguidores.

En segundo lugar, debe buscar mantenerse, y ser consiente de los riesgos que implican los cambios del mercado, pues no basta con tener un Smartphone o computador en casa, para convertirse en un éxito viral.

Finalmente recuerda que debes saber que esta profesión como todas requiere de disciplina, aprendizajes y rigurosidad. Para evitar casos como el que recientemente ha causado furor en la web, en el que se ve implicado un hotel irlandés que prohíbe la entrada a todos los youtubers, luego de que una quiso estadía gratis a cambio de publicidad en sus videos. Haciendo fama de que los influencers quieren obtener todo sin pagar nada.

Sin embargo, para ambos representó un incremento de audiencia significativo, mejor del que hubiera ocurrido de hacer una alianza, todo lo que podemos decir es que el marketing en internet es sin duda mágico.

Podríamos terminar este texto afirmando que Black Mirror no parece ser una realidad tan distante ni tan alocada, después de todo.

Continuar leyendo
Clic para comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2018 Doble Clic